domingo, 16 de octubre de 2011

Disfruta de la naturaleza

Me confieso una eterna enamorada de la naturaleza. Mucha gente no conoce los efectos sanadores de la misma. Sabías que es un antidepresivo por excelencia? Si algún día te sientes nostálgica, sola, sin rumbo o triste, intenta dar una caminata de mínimo diez minutos por un parque, una arboleda, un río, un lago, que te quede cerca. Si no, pues házlo por una pradera: lo importante es tener contacto directo con el verdor, con los árboles.



Hace un tiempo una conocida psicóloga por la tele recomendaba que si sufrías de melancolía o depresiones esporádicas-o no, debías salir a caminar, salir al verdor, rozarte con la naturaleza, e incluso abrazar un árbol! Suena un poco cómico, pero abrazar un árbol por unos breves minutos, uno o dos -decía ella- te transmite una energía latente. Una vez lo hice, por MERA curiosidad y confieso me sentí muy bien al hacerlo. Suerte que lo hice en un bosque y que nadie me miraba porque se imaginan qué pensaría la gente si me hubiese visto en esos menesteres? :)

De todas maneras de lo que sí estoy segura es que la naturaleza ofrece efectos milagrosos. No importa la época del año, igual sea en verano, o en épocas más frías como en otoño o en invierno, procura salir a caminar cuando te sientas triste o sola. Ya verás cómo cuando regreses a casa te sentirás como nueva!

A mi me encanta andar en bicicleta en primavera y en verano sobre todo... y también me hace bien. Ya he constatado que a veces las cosas simples de la vida son las que nos hacen sentir más plenos cada día.

iFeliz domingo!