lunes, 30 de abril de 2012

Afrontando una ruptura sentimental

El tema que trato a continuación ha sido una petición de una amiga de Facebook, digo amiga porque una vez depositas tu confianza en mi, te considero una persona cercana a mi. Por motivos de ética me reservaré tu nombre pero sabes que ésto va dedicado a ti y a muchas personas que sufren actualmente a causa de una ruptura sentimental.

Primero, personalmente, en el pasado siempre traté de- que en el justo momento de saber que una relación terminaba y que no era buena o sana para mi- hacer un ejercicio mental: la persona en cuestión jamás existió... la visualizaba como una vaga ilusión que nunca fue real. O como alguien que había partido al más allá y del cual tenía que desapegarme... que desprenderme. Ese fue el punto uno: pensar que ya no existía ese ser que tanto dano me causaba.Y lo más importante: yo tenía que salir a flote sin ese alguien.
 



En segundo orden, diría que en momentos cruciales como éste, tenemos que recuperar nuestro amor propio. Qué sientes? Qué ha pasado? Te invaden muchos pensamientos negativos en la cabeza, como por ejemplo: No era lo suficientemente buena para estar con esa persona? Ha encontrado a alguien mejor que yo?


No, no pienses eso. Realmente para cada persona en este mundo, hay un alma gemela. Vas a dar con tu companero/a. Con el tiempo te darás cuenta de que todo aconteció para bien y que al esa persona dejarte libre, te ha hecho un tremendo favor.

Entonces, regresando a lo del amor propio, concéntrate en ti, trata de dedicarte tiempo: no sólo para el físico sino también para fortalecer tu lado espiritual, tu intelecto, tus curiosidades... por qué no? Embáucate en la búsqueda de tu felicidad y de llenar tu día a día con cosas que llenen ese vacío que ha dejado la ruptura amorosa.

En lo personal a mi me ayudaba mucho irme a un lugar tranquilo, donde pudiera sentarme, respirar aire puro y quizás leer un libro o irme a hablar con una amiga, a desahogar lo que sentía en ese instante.

Otra actividad que me suele todavía desconectar del estrés y del dia a dia es el cine, irme a ver una película! Si el cine para ti representa un lujo, entonces mírala en casa. Lo importante es salir de los pensamientos... que nos agobian en estos momentos. Pero mucho ojo: cuidado con las películas románticas! ! Opta por una película de acción, comedia... o ciencia-ficción !!

Lo importante mientras atravieses este "infierno" es que no estés sola largo tiempo ni que pienses demasiado en lo que pudo ser y no fue. Algo que me ayudó siempre a salir del abismo fue elevar mi amor propio y pensar que esa persona no me había valorado lo suficiente y no era justo perder mi tiempo pensando en aquello. Mejor seguir adelante y lograr dar con alguien que en realidad si me valorase como ser humano, como mujer sobre todas las cosas.


Si esa persona no te ha apreciado lo suficiente, como para volver a ti y ofrecerte una explicación o darse mutuamente la oportunidad- entonces... no vale la pena sufrir por ella. Más bien agradécele haberte dejado libre para poder expresarle tu amor a alguien que sí te corresponda dignamente.

Pero, descuida, hoy sufres una desilusión y es totalmente comprensible y justificable que te sientas destruída.  Llora si tienes que llorar, no te reprimas. No te diré "haz borrón y cuenta nueva" porque sé que ésto no es fácil-pero si te digo, cada día que pasa es un granito de arena que vas aportando si sigues algunas pautas para lograr conseguir el "desprendimiento total" de esta persona.

Mantén siempre la fé en que todo va a pasar... este es un capítulo que está sólo en tus manos el hecho de si se cierra o continúa abierto. Tú tienes la potestad de hacer una cosa u otra. Dejarlo seguir hiriéndote o sacudirte inmediatamente y ocuparte de conseguir tu felicidad al lado de otra persona que te quiera y te valore.

Continuaré con otra secuela de este tema posteriormente. Podría, sin mentirles, escribir un libro sobre esto! Amigas: se aprende mucho en el camino de la vida. Y si no sufrimos, hoy no seríamos tan fuertes... asi que después de todo algo nos queda.

Mucha suerte εϊз