lunes, 11 de junio de 2012

Reflexión semanal

Sea cual sea la situación difícil por la que estés atravesando en tu presente, recuerda mantener la calma y seguir adelante. Llegarás a superar la pena o la presión que padeces, siempre y cuando puedas enfocarte en que lo que vives es algo temporal y que puedes rebasar.

No tomes decisiones relevantes en momentos de tristeza. Si lo haces, te convertirás en víctima de tus propios errores, de acciones impulsivas que serán la consecuencia de una decisión apresurada, poco mesurada.

Confía en ti mismo y sobre todo en Dios- si eres creyente. Todo pasa, hasta las más inmisericordes tempestades. No lo olvides.