viernes, 31 de agosto de 2012

Reflexión Semanal ❣ Ser agradecidos

Una de las cosas que debemos procurar nunca olvidar es dar las gracias. Ser agradecid@s. No pienses nunca que en la vida no hay motivos para estar inmensamente agradecidos.

✎ Si hoy no brilla el sol, si el día está gris, llueve y te sientes deprimid@... agradece porque las plantas se regocijan con el agua, representa vida y perpetuidad. No podemos ser egoístas y pensar sólo en nuestros gustos y placeres personales. La naturaleza agradece la lluvia. Y a que es lindo mirar los campos verdes y fértiles?

✎ Si las cosas en materia profesional al final no han sido como esperabas, sé agradecid@ por la oportunidad de vivir la experiencia y agradecer el hecho de que lo intentaste con todas tus fuerzas... y que quizás aquello que anhelabas no era para ti, no te convenía:  habrá mejores chances. Y en un futuro, ya sea cercano o algo más lejano, te darás cuenta de que es así.



✎ Si eres ya una persona madura que considera tal vez que la vida no tiene el mismo sentido que antes o que quisiera volver atrás para revivir momentos y cambiar situaciones: da las gracias a la vida misma por llegar a una edad madura, por haber tenido tu oportunidad: nadie vive dos veces, nadie cumple 25 dos veces (y muchos no llegan a cumplirlos).  

Siempre habrá alguna razón para estar feliz y tendrás diversas actividades en las que ocuparte. Apóyate siempre en las amistades, en gente cercana. Dedícale tiempo a casa, al jardín, a ti mism@, mientras hay vida hay razones para esmerarte!

✎ Si estás en desacuerdo con tu físico y no te gusta lo que ves en el espejo, que si kilos de más o si una nariz prominente, el pelo pajoso, da las gracias porque estás viva y puedes proponerte mejorar, lograrlo, o enfocarte en cosas que realmente tienen importancia, puedes destacarte en otras áreas y demostrar que eres digna de admiración... sin importar lo trivial.

✎ Sé agradecid@ porque nuestro andar por la vida implica cambio, si hoy hay crisis: no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista. Aprovecha estas etapas de cambio para intentar algo diferente, hacer algo por ti mism@. Sí que se puede! Y se logra!

✎ No midas tus logros por lo que has conseguido, sino por el esfuerzo empleado y por las vivencias en el "durante" que al final nos hacen más fuertes y nos dan lo vital: la experiencia, que no se compra en ningún establecimiento comercial.

Hay tanto por qué agradecer! Sólo que a veces nos dedicamos a atender otros temas, muy nuestros, y no nos damos cuenta de ello, pero haz a partir de hoy el ejercicio diario de dar gracias, tienes que expresarlas, no sólo a Dios o a la vida verbal o mentalmente, sino a gente cercana que te presta o ha prestado su ayuda y que está ahi de manera incondicional para auxiliarte en lo que requieras.

Al final te darás cuenta de algo: es mejor dar las gracias, que recibirlas.