martes, 13 de noviembre de 2012

Tips para dormir más...y mejor! წ

1. La rutina no siempre es tan negativa, poner en práctica alguna puede que funcione para lograr atraer el sueño hacia ti. Por ejemplo, a algunas personas les funciona antes de irse a la cama, ponerse a limpiar la cocina, a hacer algo en casa: fregar los pisos, organizar la ropa sucia para ponerla a lavar al día siguiente. El cuerpo se resiste con éxito a las tareas tediosas.... y así surge el cansancio que añoramos para irnos a dormir.


2. Tomarse un té de hierbas como la melisa o el tilo, la manzanilla, nos puede venir MUY bien. Igualmente el típico masaje de manos, la música suave de fondo, las luces semi-encendidas (una lamparita). Les puedo recomendar un CD (vienen muchos y variados) de los sonidos de la naturaleza. A mi en lo particular me "aboban" tras estar un rato escuchándolos. Haz la prueba! ^^No olvides tu taza de té en mano! ^^



3. Los pensamientos negativos siempre surgen a la hora de dormir. Una idea que me ha dado excelentes resultados es plasmarlos en papel. Tomo un lápiz y un mini-diario que tengo, una libreta de apuntes para ser más exacta y escribo allí todo aquéllo que pueda agobiarme de mi día a día. 

También trato de dar vueltas en los motivos de esos pensamientos, tratando siempre de convencerme de que éstos son infundados y que todo en la vida tiene una solución lógica... y segura.

Si tienes pensamientos negativos, sentimientos internos acorralados o llamémosles quizás temores, que éstos permanezcan únicamente en este lugar : en ése diario especial que les vas a dedicar. Libéralos de tu mente, atrévete a afrontarlos de esta manera y...ya luego lánzate a la cama! Dormirás más desahogada y por ende, mejor.


4. No cenes muy tarde. Que tu última comida del dia sea unas dos horas -como mínimo- antes de al fin posar tu cabecita en la almohada. Por qué? La digestión es más lenta durante la noche! Y cómo lo he podido constatar! ! He tenido pesadillas tras otras... en repetidas ocasiones debido a haberme acostado pocos instantes después de una "picadera" nocturna. Trata de evitar las comidas sobre todo copiosas a deshoras.

5. El ejercicio libera la mente. No lo olvides. Si te ejercitas regularmente, tu cuerpo te lo agradecerá. Ya sea nadar, trotar, hacer aeróbicos (la Zumba es genial!), andar en bici o incluso caminar a paso rápido, te pueden ayudar a conseguir el tan añorado sueño nocturno.  De seguro terminarás yéndote a la camita una hora más temprano si te ejercitas. El cuerpo necesita movimiento y la vida sedentaria sólo acrecentará el tamaño de tu trasero!  !

6. El baño de las buenas noches: el mejor de todos, esa tina caliente o una ducha algo más prolongada pero a temperatura cálida, tibia (36 grados es lo más recomendable, según expertos alemanes del sueño) y puedes usar aromaterapia para lograr mejores efectos.

7. Dále la vuelta al reloj/despertador:  aléjalo, no lo tengas a la vista. Si hay algo que quita el sueño y nos desespera aun más es ver la HORA !! Piensas, y a qué hora me voy a dormir? Ay, todavía  estoy despierta? Pónlo en práctica y verás que vas a dormir de manera más relajada cuando no tengas el reloj despertador (o la hora misma) a tu alcance!




8. Una lectura ligera: antes de dormir una buena lectura no te vendría mal. Que sea sobre un tema que te agrade, que te invite a leer. En definitiva, es algo que te cansa la vista, nos agota el cerebro y ya luego las pestañas se querrán unir unas con las otras y al fin... a descansar!


Estos son los tips que en este post quise compartir con ustedes porque a veces pensamos que somos las únicas personas que tenemos problemas para conciliar el sueño alguna vez y no es así. No estamos tan solas como pensamos.

Un abrazo enorme y mucha suerte.... espero que esta noche puedas caer en los brazos de Morfeo éxitosamente! ✿❁