domingo, 2 de diciembre de 2012

Cómo ser "feliz"? ♥

Hace pocos días me preguntaba amablemente una suscriptora nueva del canal, que cómo hacía yo para estar siempre contenta, con una sonrisa que ofrecer y mantenerme optimista o positiva (o al menos dar esa impresión). Bueno, me pedía además que hiciera un video al respecto en el canal, cosa que pondré en consideración, claro que sí! 



Hoy quiero compartir con ustedes mi filosofía de vida, bueno, parte de ella; por lo menos lo que concierne a mantener una actitud positiva.

No todo en la vida es felicidad, ni risas, ni celebraciones, ni buenas noticias. Eso es lo primero que tengo en cuenta. Tenemos que lidiar con nuestro día a día, sean cuales sean las circunstancias. Sí, en muchos casos  contamos con nuestros familiares, amistades, allegados y gente conocida. Pero no siempre estamos acompañados, ni tenemos el apoyo moral necesario, ni estamos excentos de sentirnos abandonados, o tristes, o desolados.




En mi caso puedo decirles que he pasado por muchos momentos cruciales y desgarradores en mis 37 años de vida, mas no voy a hacer alusión específica a ellos. Muchas de las personas que me conocen, saben a lo que refiero. Pero no voy a ser víctima del pasado ni de los sucesos desagradables que se me han presentado en el camino.

También puedo afirmar que mi hogar no es perfecto, tampoco mi vida lo es, hay mucho que hacer, siempre, siempre, hay mucho que mejorar. Por ejemplo, tengo una hiija adolescente, muchas veces la lava se desborda de ese volcán (todos los que fuimos adolescentes sabemos lo que esto implica) y con ella he aprendido a manejarme con más paciencia, con más calma. 

No era antes de tener paciencia, pero he aprendido a cultivarla.

Mi nena y yo hace unos años...

De igual modo, tengo pareja, con la cual he aprendido a convivir durante estos años de unión matrimonial.  A estar a su lado en las buenas y en las malas. De éso se trata, de aceptar y de valorar a la persona con la que compartes tu vida y además bajo un mismo techo. No todo es perfecto. Siempre habrá choques, opiniones encontradas... una que otra peleíta también, reconciliaciones... etc.

Pero díganme ustedes: 

Qué matrimonio es 100% perfecto y feliz? Quién tiene al hijo maravilla que nunca comete una falta? Quién tiene padres intachables en la formación de sus vástagos? De algún lado se flaquea.

Quién tiene el manual de instrucciones para la crianza de los hijos? El del matrimonio ideal? 

no existen manuales, porque cada cabeza es un mundo y cada persona reacciona
de manera distinta.

Y quién no tiene alguna vez algún encontronazo con alguien?

Somos hijos naturales de la vida, ante todo. Somos de carne y hueso. Tenemos derecho a las flaquezas y ante el sufrimiento no estamos anesteciados. Son necesarios para nuestro crecimiento espiritual y emocional.

Debemos entender y digerirlo: No somos perfectos. Pero tampoco somos de papel ni somos una veleta sin rumbo! Hay que hacerse de un buen caparazón para la pelea, la gran lucha que supone el estar vivos.

Si alguien tiene un problema, no debe tratar de desquitarse (con) o transmitírselo (a) otros. Ponerle mala cara a las adversidades.  Para qué?

Así veo las cosas. No puedo descargar mis frustraciones, el día que las tengo- o si las tuviera siempre- en mi prójimo. Por qué no? Porque este hecho no va a simplificar mi vida, ni va a resolver cual quiera sea el dilema por el que esté atravesando.

Es como cuando no tengo sueño, no puedo dormir pensando en algún problema. Quedarme despierta los va a resolver? No, por supuesto que no.

Trato de buscar el equilibrio y ver el lado amable de la vida. Mostrarle a la vida mi mejor cara, ofrecerle mi mejor sonrisa.  Así creo que la misma me la devolverá- de igual manera.

Lo que no te mata, te hace más fuerte. Y yo he aprendido a adaptar esa frase a mi vida, plasmarla en mi día a día, a mi prójimo por igual... y al final he aprendido a ser más fuerte.

Feliz domingo  ٩(●̮̮̃•̃)۶