viernes, 21 de diciembre de 2012

Reflexión Semanal - Motivaciones


Cuando sigues tus sueños no importa lo que piensan los otros: importa la alegría de tu corazón.

Todo ser humano tiene derecho a dos bendiciones: la bendición de acertar y la bendición de equivocarse. En el segundo caso, siempre existe un aprendizaje que lo conducirá al camino correcto.

Existen tantos bienes a nuestro alrededor que ya ni siquiera reparamos en lo esencial, en lo importante. Si cada día percibiéramos que respiramos, que hay sol, campos sembrados, gente que se ama... Y que la máxima bendición de todas es posible: Cumplir nuestro sueño y llegar al tesoro que tanto buscamos.

Las emociones son caballos salvajes y en ningún momento la razón consigue dominarlas por completo. Asi que en algunos casos, tendrás que darles rienda suelta... ceder y aceptar las consecuencias. 

No desmayes. Sé paciente. El mayor galardón se otorga a los valientes y a los que saben esperar las cosas en su justo tiempo y medida.

Jamás olvides que eres libre y que demostrar tus emociones no es una vergüenza. 

Pocas cosas en la vida son como el amor: mientras más se entrega más se multiplica... y no llega a agotarse.


§ Coelho y yo.