domingo, 13 de enero de 2013

Reflexión Semanal ღ Críticas

Errar es de humanos, todos cometemos fallas o faltas y sabemos que nadie está excento de las críticas y que todo el mundo tiene el derecho a criticar. 

A veces es difícil para nosotros dejar de criticar a otros. Pero... es bueno saber que las críticas de carácter destructivo no son saludables ni para la persona en torno a quien se ejecuten ni para el alma de quien las emite. 

Y con el tiempo he podido comprobar, que las críticas maliciosas pueden resultar ser como un boomerang, porque se pueden revertir hacia ti.

Tengo siempre la costumbre de enfatizarle a mi propia hija cuando critica que tenga mucho cuidado, mucho ojo, porque hoy día dices "ay mira fulana tiene la cara como una papa", pero manana, la podrías tener tú.



La vida da muchas vueltas... y del hoy sabemos pero del manana sólo Dios.

Igualmente cuando criticamos a la hija, a la madre, o a equis persona por tal o cual conducta, que de paso calificamos como "errónea", debemos antes analizar que no conocemos sus circunstancias, ni estamos viviendo dentro de sus zapatos; y quién quita que a nosotros nos suceda, porque algún dia tendremos hijos (o sobrinos, ahijados) y si no tenemos cuidado podríamos vivir la misma experiencia de esa madre que sufre por tener una hija "descarriada", por darles un ejemplo.

He notado algo últimamente y es por ejemplo que cuando mi hija va a hacer una crítica hoy dia, ella analiza, piensa si es prudente. Tratamos juntas de razonar las consecuencias que podrían surgir de la misma. 

Y un día se acerca y  me dice: "Ay mami, ves que el otro día estaba criticando a tal chica del colegio porque tenía la cara con acné, mírame ahora, tengo la frente llena".

Por más trivial que pueda parecer alguna situación cotidiana, nuestros actos siempre influenciarán a alguien. A veces nos observan más personas de las que imaginamos.

Hacer críticas para que alguien mejore, no está NUNCA de más, pero depende la forma en la que las efectuemos. El tacto es el ingrediente principal.

Reflexionemos en ésto y a la hora de criticar... pensemos, ésto me podría ocurrir a mi.

Feliz domingo 웃 유