martes, 10 de septiembre de 2013

La Crítica- Reflexión

A modo de reflexión y para nada en son de chisme, quisiera compartir hoy con ustedes estos pensamientos, que no son únicamente para mi consumo, ni para levantar mi ego, sino mas bien para toda persona que tiene un blog, un canal y se hace pública por así decirlo. 

Últimamente he observado que mientras más personas se van suscribiendo al canal, llegan por supuesto, mucho más crítica y deditos abajo. 

Cabe aclarar que hay crítica de diversos tipos. La constructiva, la aparatosa (de la cual tomas y dejas) y la nociva (venenosa). 

Soy partidaria de recibir crítica, pero siempre y cuando ésta no sea ofensiva, ni despectivamente hecha. También se me hace muy desagradable la crítica que te deja mucho entre líneas... y al final no admite que lo que busca es despellejarte.

Gracias a la crítica constructiva he podido cambiar y mejorar muchos aspectos, tanto del blog como del canal. Hay sugerencias de seguidoras que las veo literalmente como caídas del cielo, son atinadas, a veces hasta pueden ser algo duras, pero hechas con corazón y sobre todo con decencia, respeto y con mucha humildad.

Ahora bien, hay ciertos mensajes que te llegan de personas que quizás nunca has visto en tu vida, en otros casos de gente ya "conocida" o sea, de gente que te sigue desde hace un tiempo, que te dice fervientemente "te sigo" y así de "fervientemente" te saltan con un "de atrás pa'lante", vulgarmente hablando, como si de la nada estuvieran lanzándote un vaso de agua fría en la cara.

Quiero decirles, amigas/os, que no me he creído nunca el famoso cuento de que "lo hago con la mejor intención, pero ... (entonces viene la bomba)" y el "no te ofendas pero...", ya cuando has disparado el fatídico misil. No, en definitiva, no lo acepto y creo que nadie debe aceptar algo similar.

Por qué? Porque sólo buscan insultarte, ponerte a dar mil vueltas en la cabeza... no tienen un fin justificable.  Es SPAM.



Y les reitero, no es que yo no acepte críticas, pero ofensas y aberraciones, jamás.  Sin ningún tipo de arrogancia a esas personas les digo que, es mi canal, es un espacio que yo administro y que no daré cabida allí ni aquí a gente ni a comentarios negativos, ofensivos, ni rencillosos. 

Ese tipo de gente para mi no existe y es sólo historia, células muertas que deben renovarse con carga positiva y sobre todo que instruya, que te enseñe algo substancial.

Hay que pasar de todo aquello que nos incite a pensar que somos inútiles, o que nos resten valor moral. Todos tenemos nuestro tesoro para compartir, todos aportamos algo, por más insignificante que pueda parecer.

Ya concluyendo la reflexión de hoy, lo mismo le recomiendo a todas las personas que se dedican a esto, no permitan que nadie los hunda con insultos, con palabras de doble sentido, malintencionadas, venenosas y que no te aportan nada más que un sabor amargo. 

Somos educados, quizás somos hasta generosos y tolerantes, pero ni somos ni menos que nadie, ni  somos tontos.

Les deseo una feliz de semana, repleta de carga positiva, energía, paz interna y calidez en el trato con el prójimo ^^




Wow, hablando sobre este tema, debo agregar esta política de comentarios que lei hoy en un blog, que se implementa en la actualidad dentro del mismo y que me pareció muy, pero muy acertada.
Comment Policy: 

I welcome your feedback, but I will not tolerate personal attacks against me, my family or another commenter.

It’s okay to disagree, but be respectful. Attack the issue, not the person.  Vulgarity, racism, religion bashing, slams about sexual orientation, name calling, advertisements and generally being a jerk to others will send your comment to the trash bin.
So play nice.