lunes, 18 de noviembre de 2013

Oscuridad temprana en otoño

Estos días tan oscuros, hasta al más alegre lo deprimen…  chicas, quiero contarles que al principio, cuando llegué a Alemania me quedaba sumamente impactada al ver que apenas a las 4:30 de la tarde en esta época otoñal se oscurecía casi completamente el panorama y que de pronto los días se hacían más cortos… qué frustrante!!

Los ánimos se nos van abajo, en picada muchas veces, si no afrontamos esta temporada con algo de ánimo y mucho más actividad.



La mejor forma para mi de lidiar con este dilema, o con la tristeza que a veces esto suele acarrear ha sido buscando motivos para estar distraída y para disfrutar del ambiente de la mejor manera posible; por ejemplo, haciendo uso de unas cuantas velitas aromáticas en casa, prepararme un café espresso y leer unas cuantas revistas de belleza/moda.

También poner algo de música es algo que me ayuda mucho a la hora de estar en casa con los quehaceres diarios, preparar algo dulce o calentito en la cocina (té con galletitas, avena, algún bizcocho o pudín, inventar con unos cupcakes, wafles, etc.).



Igualmente hacerme asidua de alguna nueva serie por la tele (ahora mismo The Walking Dead) o buscar una buena lectura para empezar justo en este tiempo.

En resumidas cuentas, hay que mantener la mente ocupada y libre de pensamientos "oscuros" durante la presente época de otoño/invierno.

Si eres de las que se sienten muy tristes, deprimidas o down en esta época, te quiero recordar que ésta sólo dura un par de meses. El mes más difícil encuentro yo, es noviembre, porque te da de golpe con la caída de las hojas, pero ya cuando se asoma diciembre y llegan la Navidad, la decoración, las fiestas..  la cosa cambia y el movimiento de gente es notorio en las calles comprando regalos y ambientando sus casas con luces, árboles, ornamentos, etc., entonces te animas.




Una vez alguien me comentó, si mal no recuerdo fue mi suegra: "no te preocupes, pues ya al entrar enero, comienza a vencer la luz a la terrible oscuridad", y eso es en efecto muy cierto, si nos fijamos bien, mientras más se acerca la primavera, más luz traerá consigo cada día.

Cuando empieza a nevar, también se ilumina mucho nuestro día.

Así que ánimo en estos días de otoño, no hay mal que dure cien años. Después de todo, somos nosotros mismos quienes hacemos el ambiente.

Piénsalo: está en nuestras manos hacer de un triste día gris, un día alegre y especial.



Por favor, comparte este post si crees que puedes ayudar a alguien durante su proceso de adaptación en un país frío.

Un abrazo y hasta la próxima entrada.