martes, 22 de julio de 2014

KIKO Cheeky Colour & City Filter spf50

En esta ocasión quisiera compartir esta breve reseña de los productos citados. Primeramente contarles que adquirí el primer City Filter, que de verdad tiene un aroma tan agradable que creo que fue ese el principal motivo por el cual lo tomé y lo agregué sin pensármelo a la bolsita de compra.




Su aroma es dulce, como a golosina o caramelo frutal, pero muy suave. Probé también su textura y me agradó porque aún siendo de tono blanco, no deja la piel blanquecina ni marcada, ni tampoco se desescama al mezclarlo con el maquillaje.  Este producto para mí es muy ligero y a la vez si cubre y protege la piel de los rayos solares, es una compra que no debes dejar pasar.

Además pone que es un primer para rostro que crea una película protectora e invisible para la piel.






El frasco contiene 30 ml- 1,01 FL OZ. Su precio: unos €12,90 (KIKO - Alemania)

El producto está en su punto. Con el dispensador manejas muy bien cada dosis a la hora de aplicarlo. Personalmente lo utilizo después de la limpieza y de la hidratante por las mañanas, lo distribuyo por toda la cara con suaves toques. Me va estupendamente con él.

Se trabaja muy bien, no tienes que luchar para que desaparezca su tono claro de la superficie, como con los habituales filtros en crema con altos niveles de protección. No se siente nada graso ni pegajoso.


sin difuminar y ya difuminado


Continúo pues, con los coloretes en crema. El packaging es muy original porque puedes ver el producto desde afuera, aunque si pudiera aquí insertar una pega sería que considero es fácil de romperse si se llegase a caer. 

Se enrosca, o sea, puedes apretarlo- asegurando o ampliando así su tiempo de vida útil- al momento de cerrarlo.

Tomé un tono rosado evidente (04) a la izquierda en la foto inferior y también otro que es coral (02) pero que aplicado luce ya más naranja, a la derecha.





Qué me gustó de ellos? Están bien pigmentados, el rosado no tanto como el coral. Yo diría que aplicarlo con los dedos no es la mejor opción, ya que te retiras el producto tratando de difuminarlo. Más que cremosa, su textura se siente de "silicona". Yo lo aplico con alguna brocha de pelo sintético (mofeta pequeña) y listo. Los resultados son bastante favorecedores.



izquierda coral; derecha rosado


De duración no son la gran sensación ni un milagro de la ciencia. Quizás el factor clima haya influido en esto (aquí hace últimamente entre 27-30 grados C), con humedad y sudor contundentes, no es prudente llevar estos coloretes. En fin que para otoño-invierno, podemos pensar que desempeñarán un mejor papel. 


Valen la pena? A mi entender y por el precio que pagué (€4,90), sí. Considero que valdría la pena probarlos! Sobre todo si vives en un país donde el verano no es prolongado ni muy caluroso. También si te pasas mucho tiempo o trabajas bajo aire acondicionado.

No sólo son recomendables por ofrecernos unos lindos tonos sino por la ingeniosidad de su packaging y por su calidad-precio, que al final está bien nivelada, a mi humilde entender.



Un abrazote y mil gracias por leerme.