domingo, 16 de noviembre de 2014

Reflexión Semanal: Padres de Hoy





Los padres nunca parecemos aprender 
de los errores de nuestros propios padres.

Nuestros padres nos decían cuán fatal éramos 
como jóvenes y como nueva generación
sin llegar a comprender
que los tiempos eran otros.

Sólo hay que tener algo en mente:
Los tiempos cambian. 
La gente cambia sus usos.

Los tiempos de antes ya pasaron, terminaron
y deben quedarse en el pasado.

Muévete hacia adelante. Avanza. 
Sé flexible.

Acepta que los usos 
y algunas costumbres del pasado 
no son necesariamente los correctos
ni tampoco los que aplican para hoy día.

La nueva generación puede estar en lo correcto
quizás no en todo, pero sí en muchos aspectos.
Recordemos que ayer no existía la tecnología
y muchas veces pretendemos que los hijos
sólo lean periódicos o vean la TV.

Penar además que para las futuras generaciones
incluso la actual que es hoy tan moderna
llegará a ser obsoleta en algún momento.

Llegarán tiempos nuevos
y con ellos surgirán cosas nuevas.


Adapta los cambios positivos y 
trata de negociar y desechar
 lo que creas es extremadamente 
negativo.





Mas deténte y llega a aceptar tus propios fallos
que nuestros hijos se verán quizás 
en nuestros mismos zapatos
diciéndole en un futuro a sus propios vástagos
que "antes" todo era mejor que "ahora".

Pensamos que nuestros tiempos eran los mejores
los disfrutamos y los atesoramos tanto,
no queremos que se nos escapen esos recuerdos
sobre todo los de infancia,
aquéllos infinitamente atesorables.


Pero no, no fueron nuestros tiempos
ni la vida que tuvimos
 ni mejores ni peores que los actuales,
simplemente los tiempos cambian.


Guarda tus recuerdos, rememora esos momentos
 pero acepta el cambio y sé parte de él.