miércoles, 3 de diciembre de 2014

Evitar la Resequedad del Cuero Cabelludo

En este post comparto algunos tips que de manera muy personal me han dado resultados muy efectivos para lograr que el cuero cabelludo no se reseque y que por ende no produzca una horrible costra, ya que suele aparecer en forma de caspa gruesa desagradablemente visible y a la vez anti-higiénica.



En algunos casos podemos apreciar que al rascarnos nos sale sangre de las lagunas de resequedad que se sitúan directamente sobre el cuero cabelludo.

Ojo, no soy una experta en la materia pero a raíz de mi positiva experiencia quise compartir con ustedes algunos hábitos que me han servido para acabar con el problema de raíz. Mucho ojo, no se debe utilizar todo a la vez, sino según tus preferencias o necesidades.



Tip 1:


Aplicar aceite de árbol del té, una vez a la semana.  Dar suaves masajes en el cuero cabelludo directamente con la yema de los dedos. Si se puede calentar en el microondas previo a su aplicación, mucho mejor. Luego de un mínimo de 30 minutos, lavar normalmente el cabello.

Aparte de hidratar y estimular el crecimiento del cabello, este tipo de aceite también lo suaviza.

El que yo uso es éste, lo compro por amazon Alemania. Su precio puede variar entre unos 5 y 10 euros.



Si no puedes hacer esto con dicha frecuencia, aplícalo por lo menos cada dos semanas.

Tip 2: 


los champús que utilicemos son vitales para prevenir o combatir el problema. Muchas veces guardamos residuos de productos que fomentan el cúmulo de esas sustancias, aparece la caspa y agravan el dilema en cuestión, hay champús que en definitiva no ayudan, sino que aumentan esta acumulación de químicos.

Hace poco hablé del maravilloso limpiador profundo Redken Hair Cleansing Cream. Es un champú digno de probar, sobre todo para eliminar todos esos residuos ya citados.

Otra opción buena y válida es este anti-caspa que trabaja de manera específica el dilema, que es el ya conocido champú Selsun Blue.





Los productos libres de sulfatos también suelen ser de gran ayuda. Los L'Oreal Ever Rich y Ever Pure son fabulosos. Me han dado excelentes resultados para ser honesta, a pesar de no ser tan asequibles como otras líneas de ésta y otras marcas.


Tip 3:




este producto de Kérastase me ha ayudado bastante a luchar contra la costra insistente que se ubica en los laterales, al comienzo del crecimiento del cabello, es decir justo en las raíces o incluso en la nuca, hasta llegar detrás de las orejas en ocasiones.

Es un gel bastante frío, viene con un gotero preciso, dosificas y aplicas el mismo en las zonas afectadas, frotándolo suavemente y la sensación inmediata es de alivio puro. Con el paso de los días el problema se reduce notablemente o bien si sigues las instrucciones de modo constante, desaparece.

Debes usarlo de acuerdo a la gravedad del problema. De esto dependerá la frecuencia de su aplicación. 

En mi caso, lo hago con el cabello limpio, puede ser mientras esté húmedo antes de peinar o ya estando seco, de una a dos veces por semana.


Tip 4:


esta práctica me ha servido muchísimo y es la de peinar a diario el cabello de atrás hacia adelante. O sea, inclinarme, mirar hacia abajo, cepillando/peinando la cabellera completa desde la nuca hacia la frente. 

Luego de hacer esto varias veces procedo a regresarla a su lugar haciendo uso del mismo peine o cepillo que utilicé al principio, no con las manos, ya que con las cerdas de esta herramienta podemos llegar con mayor precisión al cuero cabelludo.




Es importante que dediquemos tiempo a peinar, ya que el cuero cabelludo/hebra capilar recupera de este modo sus propiedades nutrientes y al hacerlo distribuimos el cebo natural a las áreas donde recibimos mayores daños medioambientales, digamos sobre todo los rayos solares, las partículas fruto de la contaminación del aire, o del impacto frío/calor habitual.

En estos cuatro puntos se resumen mis tips especiales para combatir este triste dilema que se impone sobre todo en países fríos o de temperaturas muy variables y/o drásticas.

Si te ha gustado el post compártelo con tus allegados, quizás a alguien le pueda servir.

¡Gracias por leerme! xoxo