miércoles, 27 de mayo de 2015

Mascarilla Capilar: Brillo & Humectación

Para estos días de calor que ya se asoman es importante mantener nuestra cabellera sana y contar con una efectiva fórmula para lograr un nivel de hidratación elevado, nutrirla profundamente y además estimular su crecimiento.

Estuve hace unos meses en Primark y allí compré un interesante aceite de macadamia, muy económico además, que se encontraba justo en la caja (sí, era uno de esos famosos ítems tentadores de caja, que nadie sale a comprar pero que termina llevándose por simple curiosidad o impulsividad).


aceite de macadamia



Aprovechando que tenía el aceite a mano y no le había dado uso por mero descuido, se me ocurrió un buen día probarlo, combinado con otro producto de origen natural, para hacer algo por mi cabello opaco.

También tenía en casa unas cuantas latitas de leche de coco sin abrir, supuestamente para hacer un flan. Y voilà! Pensé en crear un tratamiento casero al gusto. Así surgió el presente "acto".

Para esta mascarilla es necesario utilizar apenas esos dos ya citados productos, que están al alcance de todos- o  al menos de la gran mayoría.



leche de coco


Con ella lograrás no sólo restaurarle brillo/vida a tu cabellera sino que de manera muy natural y benigna, harás que su crecimiento se acelere y que igualmente se mantengan altamente hidratados tanto la hebra como el cuero cabelludo en sí.

Es muy sencilla: mezclas en un recipiente hondo una porción de leche de coco y unas cuantas gotas (5-7) de aceite de macadamia.  La cantidad de leche podría variar de acuerdo al volumen de tu cabellera, también puedes graduar la dosis del aceite de acuerdo a esto.


No es vital aplicar esta mascarilla con calor (o sea dentro de un secador, ni con gorro), ni tampoco hace falta precalentarla en el microondas.



así luce el aceite de Primark


Puse la mezcla un rato en la nevera a reposar y la apliqué fría sobre mi cabellera. Di masajes suaves durante unos 3 minutos por todo el cuero cabelludo, luego me recogí el pelo haciendo uso de una mariposa (o gancho para el pelo) durante unos 45 minutos. Eso sí, si puedes dejarla una hora, mucho mejor. Como mínimo yo sugeriría que se dejase actuar por media hora.

Tiene un olor bastante agradable (si te gustan los aromas exóticos), así que no resultará incómoda si la dejamos accionar en nuestra cabellera por un tiempo considerable.

La leche de coco normalmente se nos presenta en un estado semi-sólido y cuando se expone a temperatura ambiente se va diluyendo, o sea, poco a poco va haciéndose líquida. No te asombres si te sale "dura" de la lata.

En mi experiencia aplicarla fría fue ventajoso y te animo a que tú también la pruebes de dicha manera.

Esta mascarilla capilar también será bastante útil si sufres de caspa por resequedad o falta de sol y /o psoriasis del cuero cabelludo. ¡Notarás un gran alivio! 

Conocida ya sobradamente es la propiedad que posee la leche de coco de "apretar" el pelo y evitar que éste se salga. Así que si sufres de caída: ésta es la mascarilla ideal.

Muchas gracias por leer. Ojalá pueda servirte! ;)





Feliz resto de la semana,
xoxo