sábado, 28 de noviembre de 2015

Soda Pore Light Cleansing Oil Review

Chicas, qué tal? Espero que muy bien, sobre todo aquellas que hemos sobrevivido anímicamente bien esta semana fría y nebulosa que nos ha tocado atravesar en distintas partes de Europa.

Por fin pude adquirir el citado producto, de Holika Holika y de origen coreano, el cual voy a desglosar para ustedes en este post. Al final de él sabrán si vale la pena o por lo menos espero tendrán al menos una idea clara de cómo ejerce sus funciones.







Presentación 


Primeramente el producto nos es presentado sin caja, en un frasco de plástico conteniendo 150 ml. Viene sellado con un folio de plástico fino que debemos romper para tener acceso directo a su cabeza.

Debo apuntar de inmediato que no trae consigo la famosa pastilla de soda de la que hablaban ciertos rumores/comentarios. También me cercioré de que no debe traerla.

Las instrucciones vienen debajo, en letras diminutas, completamente en coreano. Menos mal que no tiene mucha ciencia el hecho de descodificar su modo de uso. 

Está dotado de un dosificador para aplicar el producto sin desperdiciarlo. Debemos retirar un seguro blanco de plástico para poder hacer uso del aceite por vez primera. 


Con un par de presiones al dispensador ya se extrae y con dos dosis obtendremos suficiente cantidad para limpiar rostro y cuello debidamente, retirando maquillaje e impurezas de la piel.

Nos promete una limpieza profunda que hará efecto también en los poros.  Aseguran que va dirigido a todo tipo de piel, incluso a las más grasas.

También nos asegura evitará las impurezas de la piel, normalmente por los poros saturados o bloqueados que saneará a raíz del uso.



Lo que contiene


entre sus componentes podemos citar agua mineral, aceite de argán, de semilla de uva, vitamina E, minerales, yerbas de los Alpes y extracto de limón.


Características intrínsecas del producto


De textura, puedo decir que es el aceite más espeso que he probado para la limpieza del rostro.

De tono es transparente. Su aroma es agradable, leves notas ácidas- a limón- se perciben de fondo.

De sabor, debo hablar de igual modo, porque muchas veces nos cae producto en los labios... y es amargo, super amargo.







Se siente también algo difícil de trabajar por el rostro, debido a su consistencia pesada, aunque podría afirmar que si lo combinamos con agua (preferiblemente templada) podremos lograr mejores resultados. De este modo facilitaríamos la tarea de su aplicación.



Resultados


sí que desmaquilla efectivamente la piel y que mejora la apariencia de los poros, desde el primer uso. Aunque ojo, este producto no retira los odiosos puntos negros del área de la nariz, por ejemplo.

Pude sentir mi rostro más limpio y terso, incluso aun más que en ocasiones anteriores, cuando empleaba otros aceites de la misma índole.

Al retirarlo completamente con agua tibia y secar el rostro no tuve ninguna sensación oleosa en el rostro.

Un punto curioso que debo destacar es que normalmente tras el aceite limpiador facial yo solía utilizar un cepillo eléctrico acompañado de un gel espumoso suave para completar la limpieza del rostro (durante la rutina nocturna).  Sin embargo en mi caso, no pude llevar a cabo esta tarea, ya que siento la piel muy tirante si uso ambos a la vez (aceite + cepillo facial).

Debo ocupar una cosa o la otra, pero no puedo hacer uso de ambas a la vez.  Parece ser que este producto es bastante intensivo en sus funciones.

Mi tipo de piel actualmente es de mixta a seca.


Precio y dónde conseguir





por Amazon (Alemania) cuesta €19,99 + gastos de envío. Por eBay es posible conseguir más económico pero hay que atenerse al tiempo de espera ya que estos productos provienen desde Asia. 

En tiendas online coreanas también se puede adquirir mucho más económico que por Amazon. Entre 11 y 15 dólares.

Pienso, para concluir, que este aceite limpiador puede ser bastante efectivo sobre todo para pieles grasas, o mixtas a grasas. Por el motivo citado de que no "engrasa" la piel y desmaquilla eficientemente.

Para mí ha sido grato conocerlo, sobre todo por los efectos que he apreciado en la piel tras su uso.

Si volveré a adquirirlo con seguridad aun no puedo afirmarlo, ya cuando se me vaya agotando veré si se convertirá en un imprescindible personal.

Aunque esto, lo dudo.


Gracias por leerme, espero que les haya servido esta entrada, amigas.


¡Feliz resto de la semana!