viernes, 12 de mayo de 2017

Trucos para una Piel Radiante


Recientemente compartí por el canal un video con los productos que más favorecen la piel, desde mi experiencia por supuesto, a fin de que luzca más radiante y sana. En palabras simples: bien cuidada. Otro modo de definirla es que luzca más presentable :)

Este post es un complemento al citado video, ya que no todo se abarcó en ese clip. Hay también rutinas, a veces simples, que pueden cambiar para bien la apariencia de nuestro semblante. 

¿Te animas a conocer más sobre estos trucos?

De eso meramente se trata esta entrada. ¡Abordemos de inmediato estos temas!



Tip 1: Mezcla tu base con iluminador


Este truco nunca falla. Cuando sentimos que llevamos el semblante opaco, gris, caído, una opción sencilla que cambiará todo el panorama es mezclar nuestra base líquida con un iluminador. Este debe ser líquido también. 

No es bueno hacer mezclas de diferentes texturas, por ejemplo fundir una base de textura líquida con unos polvos iluminadores.




Por ejemplo, este de NYX nunca me ha defraudado, es el 01, Sunbeam. La marca Revlon también ofrece uno bastante parecido, muy asequible.



Tip 2: Dar masajes a la piel


Durante nuestra rutina nocturna, preferiblemente, aprovechar de 3-5 minutos como mínimo para liberar la piel del estrés del día,  los músculos faciales contraídos que causan la aparición de líneas de expresión, por medio de suaves pero constantes masajes. 

Hagamos esto con mucha delicadeza y realicemos a su vez movimientos circulares si se trata del rostro, movimientos verticales (hacia arriba) cuando toque la zona del cuello. Puedes extender dichos masajes hasta la nuca para relajar toda el área.

Puede ser con una crema hidratante profunda o con un aceite facial, tú eliges la opción más cómoda para tu gusto.

Si no puedes hacerlo a diario, te recomiendo lo trates de poner en práctica al menos unas dos veces por semana.


Tip 3: Usar aceites para empezar a desmaquillar


Es mejor empezar a retirar el maquillaje de todo el rostro con un aceite, a continuación sabremos el por qué. 

Iniciamos esta labor dando leves masajes con el producto alrededor del área a desmaquillar. Tú eliges el que prefieras, a mí me encanta usar el de coco más que nada por su aroma, porque me resulta muy exótico y a la vez relajante.



Luego podemos proceder a usar discos suaves de algodón que con el aceite van a retirar más fácilmente los residuos del área del contorno de ojos. 

El aceite no sólo nos hará la tarea algo más simple sino también nos va ayudar a mantener la piel hidratada.

¿Por qué resulta esta práctica tan efectiva?




Sencillamente porque con aceite o vaselina, el maquillaje cede mucho más rápidamente que con una toallita, una leche o un gel desmaquillante.  Evitaremos así tener que frotar y frotar hartas veces el tejido cutáneo y a maltratar la piel de modo innecesario.

Otras opciones: aceite de oliva, de jojoba y de almendras.


Tip 4 y último: usa productos que estén indicados para tu tipo de piel


No pidas consejos o recomendaciones de productos por internet, mas bien dirígete directamente a una especialista de la piel (cosmetóloga, esteticista) para que te recomiende todo aquello que tu piel necesite.

Las cremas, serums, tónicos que a mí me funcionan excepcionalmente, no necesariamente serán de tu agrado o de tu completa satisfacción.

Busca orientación, hazte una prueba de tipología de piel y luego procede a optar por aquellos productos que sean "compatibles" con los requerimientos de tu piel.

De esa manera estarás segura de que lo que te apliques, te hará efectos y te beneficiará con el uso frecuente.



***


¡Gracias por leerme! Feliz fin de semana