martes, 25 de febrero de 2020

Aerin Lauder Tangier Vanille D'Or Reseña


Hola, ¿cómo va la semana?

Comparto hoy la reseña de una fragancia que me gusta mucho, no sólo por la vainilla que lleva sino por lo excelentemente elaborada que está la esencia.

¿Les parece bien si empezamos?

Es una fragancia perteneciente a la familia olfativa oriental. Va dirigida en principio a mujeres, pero ya saben que esto es relativo. Fue lanzada en el año 2017.

Sus notas:

Salida: bergamota, ciruela y rosa de Bulgaria.
Corazón: vainilla de Madagascar, mirra y azafrán.
Fondo: madera de Cachemira, haba tonka, ámbar cristalino y sándalo.

Esta es una vainilla con mucho cuerpo, densa y extremadamente especiada. Me gusta porque la mirra aunque esté presente no roba demasiado protagonismo en la escena. Viene dando un toque aromático y a la vez arabesco a la fragancia sin alterarla. 

Tampoco siento demasiado la presencia de la rosa de Bulgaria, ni de la ciruela de las que se habla en sus acordes de salida. 

La fragancia da un giro extraordinario cuando se seca. Me transporta a algún mercado de Medio Oriente donde las especias brillan y también por supuesto sientes el dulzor de las distintas combinaciones aromáticas allí presentes.



En esencia es sofisticada, es arrulladora, te hace sentir en una calidez maternal que te abraza. 

Ofrece una presencia impecable, delicada, bárbaramente sensual. Si eres amante de la vainilla y crees que te podrás resistir ante semejante tentación, te diré que te mantengas alejado/a de ella. ¡Te hará sucumbir! 

Estela: Amplia

Duración: 8 horas y más.



Aún tratándose de una vainilla muy exótica, dulce, no es pastelera, no la encuentras en todas las reposterías ni tiendas de golosinas; es extraordinaria: no asedia ni empalaga el olfato.  Fina hasta más no poder, donde se aprecian ingredientes de pura calidad. 

Igualmente debo apuntar que es increíblemente user friendly o amigable. La llevas y no la aprecias, no se siente pesada, pero la gente a tu alrededor sí la nota y la disfruta (hablando naturalmente desde mi experiencia).


Entre sus componentes los que más aprecio: la vainilla por supuesto, el ámbar es apreciable, también la mirra y el azafrán; finalmente de fondo un toque amaderado, suave, pero delicioso y que nivela todo el combo aromático que desprende esta gema de aroma.

Siento en ella un toque "dolce" especiado como si contuviera canela.

Rico perfume. Ha llenado todas mis expectativas. Lo he apodado cariñosamente "El Señor de los Perfumes"


Me ha encantado la experiencia. Esta fragancia la compré en Douglas, Alemania.

Si quieres ver mi reseña en video, haz click aquí.

¡Gracias por leerme!