lunes, 3 de febrero de 2020

Alergia en las Uñas: Remedios

¡SOS, Ayuda!

Notas que tus uñas después de la manicura en algún salón o estudio, ¿te arden?

Algunas personas somos más sensibles que otras ante los químicos que se utilizan para las uñas, léase gel, shellac o acrílico.


No solamente puede pasarte por el polvo del acrílico sino también por el líquido anti-hongos, preparador de la uña. Un sinnúmero de factores pueden influir para que la uña, en especial la cutícula reaccione de manera contundente y alarmante ante este agente agresor.

Los Primeros Signos


Notarás que te pican o te arden las cutículas de modo persistente. Estas se enrojecen y se inflaman. Esto significa que debes actuar lo más pronto posible para combatir el problema.

Otro síntoma común es que la piel alrededor de la uña empieza a despellejarse, o a agrietarse
de manera poco usual.

Notarás que algunas áreas se endurecen y se inflaman


Remedios


En mi caso, me ayuda bastante poner una olla pequeña o recipiente con sal (uso sal marina, o sal en grano) y unas bolsas de té de manzanilla o camomila. Permite que el agua esté lo más caliente que puedas resistir. 

Pon tus manos en remojo unos minutos. Ambas a la vez o una primero y luego la otra (depende del tamaño del recipiente que ocupes).

Utiliza algún gel o pomada antialérgica, Fenistil en mi caso, puede ser también anti-picaduras de insectos, el mentol o Vick Vapor Rub puede ayudar a aliviar el escozor.  En mí este ungüento juega un papel fundamental, ya que su efecto refrescante calmará un poco la alergia.

Otro tip: usa después del agua con sal y té, una pomada para combatir la irritación del pañal de esas indicadas para bebés; la puedes perfectamente aplicar para hidratar tus manos y especialmente el área alrededor de tus uñas (cutículas). Esto me ha servido para evitar la posterior descamación de la piel, aparte de ofrecer un efecto calmante.

OJO: Lo anterior muchas veces no será suficiente.






Mientras veas que los síntomas persisten, debes tomar las medidas de lugar.

Lo más importante para mí, al final de este episodio es ir a retirarme las uñas artificiales. Ya sea gel o acrílico, debes eliminar dicha sustancia de tu organismo. Es algo que te costará unos €10 o 15.

Si te resistes a quitártelas, lo más probable es que persista el problema, que la piel se inflame y que te salgan unas ampollas muy incómodas. Cuanto antes es mejor ir a retirártelas.

Espero que te sirva esta entrada y que no te asustes, esto no es un dilema de vida o muerte, pero evidentemente debes buscar una solución y no dejar pasar estos síntomas, que a la larga pueden dañar tus cutículas y afectar de manera negativa tus uñas naturales.

¡Suerte!

¡Gracias por leerme!